No todos tenermos que celebrar Halloween

Campaña H&M junto a UNICEF

Amo Halloween y siempre me ha encantado. No solo por el hecho de que te puedes disfrazar de lo que se te dé la gana, sino por el significado detrás de los orígenes de esta fiesta pagana: el solsticio de otoño o fin del verano. Un día que servía para hacer rituales de agradecimiento por la temporada que había pasado, se soltaba lo malo y se intentaba contactar con cualquier “alma” o “espíritu”, que había intervenido por nosotros, para que siguiera haciéndolo en una próxima cosecha.

Pero aterrizado a nuestro mundo emprendedor y de marcas, Halloween, como todas las fechas coyunturales, es una oportunidad para resaltar y hacer acciones que nos diferencien. Algo que definitivamente no se logra si solo decidimos llenar nuestras redes sociales de calabazas sin sentido. El tener fechas como esta nos permite mostrar la personalidad de nuestra marca, ponernos creativos y encontrar el enfoque que nosotros le vamos a dar a un tema del que absolutamente todos están hablando.

¿Difícil? Totalmente.

No se trata de la inversión, se trata de alinear. Un principio que debería estar presente en nuestro día a día. La única forma de posicionarnos es repitiendo lo que somos; con palabras pero sobre todo con acciones. Y si aún no encontramos bien quienes somos, entonces crear contenido será un dolor de cabeza.

Porque la decisión va mucho más atrás de qué mensaje hacer para Halloween. La verdadera decisión empieza con un: ¿mi marca celebra Halloween? Si la respuesta es no, está bien. No todos tenemos que tocar los mismos temas, no todos tenemos que meternos en una guerra de publicidad cuando no tenemos nada que decir al respecto. Está bien elegir tus batallas.

Pero si la respuesta es  sí, entonces hazlo a tu manera. Sé terco con lo que eres. Demuestra tu personalidad en cada acción de una campaña que crees. Crea una #MarcaConAlma que las personas admiren y sigan por su contenido original y auténtico. Una que no caiga en facilismos ni mensajes trillados.

Automáticamente acabada la temporada de los disfraces, empieza la de fin de año. Una de la que pocos se pueden librar, así que si aún no lo has hecho, empieza a preguntarte cómo va a celebrar fiestas tu marca. Cómo va a lograr un mensaje tan único, que nadie pueda copiarlo, porque inevitablemente está asociado a tu identidad.

El trabajo más difícil está en definirte, luego solo se trata de ponerte en un rol y empezar a jugar. Algo así como elegir tu disfraz para Halloween y no perderte debajo de toda esa ropa.

 

Redactora 11:11

Arantxa (@onceonceblog): Creadora de Once Once, soñadora y emprendedora a tiempo completo.

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial