Mini Guía mental para perder el miedo a seguir emprendiendo

Si estás creando un proyecto y dudas mucho, te recomiendo quitarte los lentes de la presión social. Aceptar su proceso de crecimiento y dejar de comparar la edad de la meta/proyecto/objetivo con tu propia edad.

A veces nos limitamos con creencias como “ya estoy grande” o típicas dudas como… ¿Cómo una persona de mi edad se va a equivocar, ¿cómo voy a cambiar de carrera, ¿cómo voy a vivir fuera, ¿cómo voy a volver a comenzar? Y en efecto: La ley de la atracción te da la razón. Al final te rindes, incluso nunca empiezas, instalas en tu cabeza el camino es difícil, que es demasiado tarde y tú “ya no estás para esas cosas”.

Si esto te pasa, respeta tu proceso y PONLE LA EDAD REAL A TU PROYECTO, NO TU EDAD. Si recién lo acabas de descubrir entonces tiene la edad que tiene, tiene los meses, días, horas en que lo acabas de descubrir. Y como un bebé, hay que darle paciencia, amor, respeto, cariño y perseverancia. Hay que entender que va a caerse, va a levantarse, pero si seguimos ahí poco a poco irá creciendo, irá creciendo junto con nosotros, así hasta que crezca tanto que ya sea uno contigo, y tal vez ya no estés comparándote con él, sino viviendo él en ti y tú en él.

Cuando quieras emprender, hacer un cambio de carrera, un cambio de vida, una idea con nuevo rumbo o lo que sea: NO TE COMPARES. Simplemente admira a otros que ya lo descubrieron antes, y en vez de fijarte cómo están ahora, concéntrate en el momento en el que ellos estuvieron como tú: a los inicios. Así signifique ver sus primeros videos, buscar sus primeros proyectos, o incluso bajar hasta agosto del 2006 en su Facebook (sabes a lo que me refiero).

No te rindas, no te presiones, de verdad: no te compares. SÉ TU PROPIO FAN. Avanza paso a paso, sin ver a nadie más de forma negativa, sin ver en los otros lo que a ti te falta, sino usándolos como referencia para ver qué hicieron para lograrlo, adaptándote a ti, a lo que tú mismo necesitas. Todos somos distintos, tenemos distintas habilidades. Encuentra eso que ames y desarróllalo, y si no lo tienes continúa buscando. Porque está bien buscar. Porque al seguir buscando estás más cerca a encontrarte, estás creciendo: ESTÁS VIVIENDO.

Redactora 11:11

Fiorella Lertora (@fiolertora): Comunicadora, estudiante de terapias alternativas, viajera por dentro y por fuera.

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial