Cada vez me convenzo más de que las cosas pasan por algo y, en mi caso, lo que escribo en el pasado siempre termina siendo exactamente lo que necesito leer en el futuro. Les comparto un mail que escribí en el 2013, mientras me escondía en una ciudad lejana a tomar decisiones. Leerlo hoy me hizo botar un par de lagrimitas y recordar que la vida te enseña a ser fuerte, pero la felicidad siempre va a depender de ti.

La vida no se trata de resignación, de ser medio feliz o de decir “creo que estoy bien”. La vida es acerca de ese sentimiento que no puedes controlar, de esa emoción que te invade de pies a cabeza, de esas ganas de contar lo que sientes, de contagiarlo. 

Eso que te pasa cuando caminas por tu ciudad favorita sin señal en el celular, es ser feliz. Dejar de buscar la aprobación de alguien. Dejar de necesitar personas. Entender que tú eres suficiente. Que haces lo mejor que puedes todos los días y esto significa que te puedes equivocar, pero nadie tiene derecho a hacerte sentir mal, porque no han vivido lo que tú has vivido.

No me refiero a no tener problemas, pero sí a entender que todo pasa, todo se soluciona y los malos días son normales. Los largos periodos de angustia y tristeza, no lo son. Las personas que repetitivamente te hacen sentir eso, no lo son.

Me he convencido de que la vida puede ser realmente buena, puedes despertarte todos los días con una lucha que te haga bien. Con una búsqueda que te entusiasme, que te anime. Porque algo que no te hace feliz en el proceso, no te puede llevar a ninguna clase de felicidad. Porque, por trillado que suene, no tener todo lo que queremos, a veces es la mejor oportunidad que nos pueden regalar.

La vida se trata de caminar por Nueva York sin rumbo todos los días. Así estés en Lima yendo al trabajo o a la universidad. Deja de culparte por haber permitido que lo que te hizo daño avance contigo. Vales más que eso. Valemos más que eso.

Sí, lo sé. Este mail parece un párrafo sacado de un libro de motivaciones. En fin, todo va a estar bien, lo prometo.

 

Redactora 11:11

Arantxa (@onceonceblog): Creadora de Once Once, soñadora y emprendedora a tiempo completo.

11:11

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial