Amo las bodas, como buena romántica debo admitir que caí en sus redes hace algunas vidas. Cuando tenía 18 años (y luchaba en contra de mi naturaleza) pensaba que estas eran eventos sobrevalorados, hasta que entré a trabajar en una empresa de fotografía de bodas y mi perspectiva simplemente cambió. Haber ido a casi 50 bodas antes de los 22, definitivamente marcó mi vida.

Si algo aprendí es que habían novios de absolutamente todos los tipos, pero que en esa época, en la que el mercado recién crecía, no habían proveedores para todos los novios. ¿A qué me refiero? A que todo era muy clásico, muy preestablecido, con opciones bastante limitadas en las que las parejas tenían que adaptarse a lo que existía, sin muchas posibilidades de crear algo nuevo. Pero el año pasado tuve la oportunidad lindaza de ser “Wedding Day” (algo así como Wedding Planner solo por el día de la boda) y me di cuenta de lo mucho que este rubro ha cambiado. Esta forma de hacer de las bodas algo completamente sobre la pareja y personalizado, es lo que inspira el post de hoy.

¿Qué deberían tener en común los emprendimientos y las bodas? Pues primero esta pasión por lo que estás haciendo. Creo que el motivo principal para celebrar una boda debería ser el amor y de la misma manera, la principal razón para querer emprender debería ser este. Factores como dejar tu trabajo de oficina, querer ganar dinero o la idea (falsa) de trabajar menos, no debería ser lo que pese más. El por qué haces lo que haces debería ser tu motor y el encontrar tu propósito detrás de tu marca, la guía para absolutamente todas las decisiones que tomes y unidades de negocio que abras.

Claro que en una boda importan los invitados, los amigos, la familia… pero este evento no es sobre ellos, es sobre lo que la novia y el novio siempre han soñado. Opiniones vas a tener miles, sobre el nombre que debes ponerle a tu marca, el rubro al que deberías dedicarte, sobre cómo estás manejando tus redes sociales, en qué inviertes tu dinero y tu tiempo, etc. Pero un emprendimiento es tu sueño haciéndose realidad y moldearlo debería depender solo de ti. Tú tendrás la responsabilidad de los aciertos o errores y aunque obviamente está permitido escuchar los consejos de las personas en las que confías, las decisiones finales deberían ser tomadas por tus instintos y con la única condición de que tú estés convencido.

Los novios no se deberían adaptar a los proveedores, estos deberían crear (desde cero si es necesario) lo que ellos esperan de su boda. Rodéate de personas que entiendan tu sueño, que compartan y crean en tu propósito de marca. No aceptes menos de lo que esperabas solo porque alguien “no hace eso”. Si quieres algo, consíguelo y encuentra a personas, que desde su rubro, amen lo que hacen. Solo de esta manera entenderán lo importante que es para ti crear tu empresa, lo entenderán porque ayudándote, ellos están también cumpliendo sus sueños.

Una boda es de dos. Y esto solo es válido en el mundo emprendedor si estás haciéndolo junto a socios. Es entonces que te das cuenta de la importancia de que todos tengan el corazón en este proyecto. Asegúrate de que las personas que tomen las decisiones contigo, estén alineadas a ti y crean por completo en que cumplirán lo que han planeado.

Mi parte favorita de las bodas siempre fue y va a ser el vestido. Solía llegar al hotel o casa dónde se alistaba la novia un ratito antes de que se lo ponga y ver su primera sonrisa con el vestido puesto, era mágico. Y es que son los detalles los que te hacen sentir que todo el esfuerzo vale la pena. Son los detalles los que te llenan de emoción y vuelven tu emprendimiento real. Son estos los que finalmente harán que tu marca tenga alma y se diferencie.

Y finalmente, como en cualquier boda, las anécdotas de lo que no planeaste serán lo que recordarás para siempre. Así que disfruta todo el increíble proceso de tu proyecto, mientras ves como de a poquitos tus sueños se vuelven realidad.

 

Redactora 11:11

Arantxa (@onceonceblog): Creadora de Once Once, soñadora y emprendedora a tiempo completo.

11:11

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial