Foto: Claudia Cornejo
Foto: Claudia Cornejo

La verdad yo soy algo así como una guía andante de cafecitos en Lima y me siento demasiado orgullosa de este logro 😎 Mi amor por ellos viene desde muy muy chiquita, cuando por alguna extraña razón me encerraba en algún cuarto, usaba un tacho de ropa sucia volteado como mesa y jugaba a que una caja de pizza vacía, era la laptop en la que trabajaba.

Los cafecitos son mi debilidad desde siempre. Conocer nuevas ciudades para mí es sinónimo de conocer nuevos cafés y antes de siquiera pensar en emprender, solía desaparecer tardes enteras a leer o escribir en ellos. El dato curioso aquí, es que soy intolerante al café, pero el olor me encanta y felizmente soy adicta a las infusiones.

Dicen que volver tus hobbys parte de tu vida es lo ideal y a mí definitivamente este me sirvió mucho a la hora de ser emprendedora. Más allá de si tienes una oficina o no, a veces es necesario salir a refrescar ideas, inspirarte de lugares y, sobre todo, tener espacios a la mano entre reuniones (o para reuniones), esparcidos por toda la ciudad.

Así que finalmente, después de muchas, muchas, muuuuuuchas peticiones, acá va: mi lista de lugarcitos o cafés más cómodos para trabajar en Lima. Mi selección se basó en los que ando frecuentando últimamente, pero quedaron muchos fuera, así que si quieren que escriba la segunda parte, me lo pueden pedir por cualquier medio 🙂

  1. Puku Puku – Pardo y Aliaga 695, San Isidro

Por excelencia uno de mis favoritos. Demasiado céntrico, con enchufe casi en todos lados y silloncitos en el piso para chorrear súper cómodo en una buena conversación con clientes o mesas altas para trabajar más “concentrado”. Puedes traer a tus mascotas y es lo suficientemente amplio como para escoger una esquinita, ponerte tus audífonos y perderte un rato.

    2.  Urban Coffice – La Paz 534, Miraflores

No es un coworking ni un café; es la mezcla de ambos. Un lugar ideal para concentrarte en trabajar. Nada de distracciones, este lugar se hizo para inspirarte y recordarte en todo momento que estás cumpliendo tus sueños. El costo es por hora e incluye todo el café y bocaditos que quieras, además de las instalaciones con súper buen internet, impresora, etc. Linda opción para adoptar como oficina.

 

    3.  The Coffee Road – Guillermo Prescott 365, San isidro

Como yo ando en bicicleta por Lima, no suelo llegar a distritos taaaan alejados pero The Coffee Road se encuentra en un punto medio entre San isidro y Jesús María, así que es ideal para mí. Bastante cómodo para reuniones ya que es amplio y las mesas no están tan pegaditas unas con otras. Y si van, de todas maneras les recomiendo que pidan algún té para que les venga en un filtrante en forma de personita (que parece que está en modo relax en la taza).

 

    4.  Mozart – Primavera 605, San Borja

Lo que me encanta de este lugar es que tiene demasiados espacios. Parece una restaurante para almorzar, pero también tiene una terraza donde puedes tener una cita, un ambiente como de panadería y también una zona que es más un cafecito. No les miento cuando les digo que es gigante, así que pueden elegir el mood del día y decidir el espacio al que prefieren pertenecer. Yo suelo ir casi siempre a la hora del almuerzo, tienen un buffet de ensaladas buenazo.

 

    5.  Barbarian – Manuel Bonilla 108, Miraflores

Voy a Barbarian desde sus inicios, pero descubrí que podía ser un gran lugar de trabajo recién el año pasado durante el mundial. Yo sé que es un bar, pero a veces tenemos un día sin reuniones con clientes y queremos despejar con una chela un rato. Si te gusta el fútbol o algún deporte y quieres terminar pendientes mientras ves algún partido, esta es una gran opción. El de Miraflores para mí es ideal durante la tarde, sentado en las mesas pegadas a la pared tienes muchos enchufes y el televisor enfrente. Eso sí, máximo hasta las 5 de la tarde, porque luego de eso el ambiente definitivamente no es para sacar tu laptop.

 

    6.  Sofá Café – Guardia Civil 551, San borja

El ambiente es simplemente hermoso, con techos altos y personas que atienden bellas. Es muy grande, yo digo que parece un búnker, así que tener reuniones ahí es ideal. No tienes enchufes en todas las mesas, pero puedes preguntar amablemente dónde están las que tienen uno cerca y estarás igual de cómodo.

 

    7.   Lynch Café – Del Pinar 135, Surco

Este café se hizo especialmente pensado en que las personas vayan a trabajar en él. Tiene todas las comodidades que necesitas y puedes quedarte horas de horas, mi record ha sido casi 7 (y nadie juzgó). Está al costadito de un coworking, por si descubres que necesitas un espacio más “estable” y la atención es muy bella. Definitivamente muy pensado en los emprendedores y soñadores.

 

    8.  Bisetti – Pedro de Osma 116, Barranco

Mi relación con Bisetti viene desde hace unos años atrás cuando fui mesera en este café, una experiencia que me hizo amar estos lugares mucho más de lo que ya lo hacía. Si quieres un buen café, este es EL lugar. Tienen muchos métodos para elegir y si no eres tan conocedor, puedes pedir que te expliquen sobre la preparación y la procedencia de los granos, lo harán más que felices. Como les comenté arriba, soy intolerante al café, pero una vez cada muchos meses decido pecar aquí. Mi recomendación: café pasado en método Pour Over acompañado de un Pie de plátano.

 

    9.  Et chocolat – Grimaldo del solar 164, Miraflores

El primer taller que hicimos en 11:11 fue aquí, así que este cafecito siempre va a tener un lugar en mi corazón. No es muy grande, así que si vas a tener una reunión recomiendo que sea en horarios no tan concurridos (como almuerzo), pero es ideal para tomar infusiones riquísimas y sentarte mirando hacia la calle (o directamente en las mesas de afuera) y alucinarte en Paris. Todo es lindo aquí; la música, la decoración, los postres y las fotos que subirás a tu instagram.

 

   10.  Armónica – La Mar 955, Miraflores

Definitivamente este café es para tomar uno de esos desayunos de “me lo merezco”. Opciones súper saludables y con el mar bastante cerquita como para luego irte a dar una vuelta al malecón. La decoración te hace desconectarte de la ciudad y entrar por un ratito en este mundo orgánico que a veces es tan necesario.

 

   11.  Quinoa – Vasco Nuñez de Balboa 785, Miraflores

La vista de este café se ha vuelto uno de mis favoritos. Yo definitivamente soy una persona de ciudad y me siento en “mi elemento” rodeada de edificios, carros y personas transitando. Quinoa se encuentra en una esquina con bastante movimiento y las mesas de la terraza en primera fila de todo. A mí me sirve mucho para inspirarme, entiendo que a algunas personas no les resulte tan tranquilo, pero no hay nada que unos audífonos no puedan solucionar.

 

¿Eres tan amante de los cafecitos como yo? ¿Algún otro lugar que me recomiendes? Más que feliz de ampliar mis lugarcitos 💙

 

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial